Castillo de Tolote o Maldegollado (Los Blázquez)

El Alto Guadiato ha ocupado tradicionalmente un lugar importante en la historia por ser vía natural de comunicación entre Córdoba y Mérida, las dos grandes poblaciones del sureste de la Península ya desde periodo Romano, a la sazón capitales de las provincias Romanas de la Bética y Lusitania. Por esta razón, se encuentra jalonado con varias fortificaciones que surgen al amparo de este camino (el germen del que luego sería el Camino Mozárabe, vía de peregrinación eje norte – sur hacia Santiago de Compostela), algunas mejor conservadas que otras.

Es el caso del conocido como Castillo de Tolote o Maldegollado o poblado de Tolote en el término municipal de Los Blázquez, también conocido como Castillo de Los Blázquez o Castillo de Maldegollado. Es un poblado amurallado de cronología Almohade (S. XII – XIII) ubicado en la cota más alta de la Sierra del Cambrón, aunque en origen, podría haber sido ya ocupado desde periodo neolítico, con pervivencia en algún momento del periodo romano. Responde por tanto a la tipología de asentamiento serrano en altura, fácilmente defendible y con control del territorio circundante.

Pero, ¿Qué vemos hoy día del Castillo de  Tolote o Maldegollado?

Los restos arqueológicos que a día de hoy podemos contemplar sobre la Sierra del Cambrón del poblado o Castillo de Tolote o Maldegollado corresponden a un recinto amurallado mal conservado. La muralla se distribuye en la línea de la cresta rocosa, y en la falda se sitúan algunas terrazas también amuralladas que podrían formar rediles para guardar ganado. El la zona superior se distinguen algunas zonas de habitación, aunque sin duda lo más reconocible son los dos aljibes ubicados en la zona superior. También el material cerámico adscrito a este periodo es abundante, así como algunas piezas arquitectónicas reseñables.

CASTILLO DE LOS BLÁZQUEZ (Los Blázquez)

CASTILLO DE LOS BLÁZQUEZ (Los Blázquez)

 

Y ¿Por qué se llama Castillo de Tolote o Maldegollado?

La toponimia de TOLOTE o Castillo de Tolote se conoce por haber sido nombrado en fuentes documentales ya después de la reconquista (no se conocen fuentes documentales musulmanas que lo citen). Así, en 1272 se reconoce el término parroquial de la Iglesia de Tolote, que pasaría por varios intentos de población hasta que finalmente es abandonado y se funda el nuevo núcleo de los Blázquez por la diáspora de los vecinos de Fuente Obejuna, fundado la cortijada de los Blázquez.


Aún versa el dicho: “En el Castillo de Maldegollado, cuánto oro y plata habrá enterrado”.


cartel teatro castillo maldegollado blazquezY entonces ¿Por qué Castillo de MALDEGOLLADO? Existe una tradición oral recogida en forma de cuento o leyenda sobre el Castillo de Maldegollado, que tiene como fondo la historia de un desamor despechado. En ella se cuenta cómo el señor del Castillo de Tolote (al que llaman emir Abu Abdallah) quedó enamorado de una esclava suya llamada Zorima, pero su amor no era correspondido. Ella, estando recluída, se escapaba al caer la noche y se dirigía a un pozo camino de la Esparragosa donde se encontraba con un joven pastor que solía tocar dulces melodías con su flauta. El emir, al conocer estos encuentros, ordenó desposarse con la esclava y en la ceremonia le ofreció en bandeja de plata la cabeza decapitada de su jovern amado.

Dejando a un lado su veracidad histórica, son interesantes cómo estas historias quedan en la memoria colectiva, así como sus referencias a elementos geográficos concretos. Su identificación popular es tan significativa que recientemente se han comenzado a celebrar una representación teatral popular de nombre “El Castillo de Maldegollado”

Si quieres conocer más sobre los Blazquez, pasa por AQUI


Más información Blog Sierra del Castillo | Aparato Gráfico: E.López (FLICKR)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para asegurarnos que tienes la mejor experiencia como usuario. Si continúas, damos por hecho que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR