Graffiti, o el Arte de hacer bello lo feo

El graffiti es considerado tradicionalmente como uno de los actos vandálicos que más afean y agreden el paisaje urbano. Claro está, salvando honrosísimas excepciones, como Mr. Bansky, artista callejero que ha hecho del graffiti un Arte reivindicativo y hermoso, visualmente atractivo y estéticamente impoluto. Es la teoría: una pared, un lienzo.

Algo similar ha ocurrido en un pueblecito de La Rioja, Badarán, de apenas 600 habitantes, que en la noche del 10 al 11 de agosto, sus 18 contenedores de basura fueron objeto de un acto vandálico. Pintados. Graffiteados. Según el Consorcio de Aguas y Residios de la Rioja, han sufrido daños y se intentó su retirada. Pero he aquí el desaguisado. A los habitantes del municipio les gusta. Les hace gracia. Les mola esa forma de convertir su pueblo en una galería de Arte, una forma de convertir en Bello lo Feo.

En varios estilos, naif, cubismo, abstracto e incluso uno de ellos con uno de los iconos más reconocidos del mismo Bansky del que antes hacíamos mención:

Así que los lugareños están dispuestos a hacerse oir. Ya han paralizado la retirada de uno de ellos por parte del citado Consorcio, dispuestos a defender lo que a ellos les parece original. De la noche a la mañana, unos contenedores de basura se han convertido en Patrimonio de los vecinos del pueblo. Identificados.


 Casos similares de la identificación de actos artístico-vandálicos podemos encontrarlos en Córdoba con el Hombre río y la rotulación de las Calles del Casco Histórico.


No es la primera vez que un acontecimiento similar pone en pie de guerra a un municipio por defender una manifestación artística-vandálica: en Córdoba tenemos dos ejemplo clarísimos. Se nos vendrá a la memoria el afamado caso del HOMBRE RIO (escultura flotante de grandes dimensiones arrojada al Guadalquivir desde el Puente de Miraflores) y la acción de CALLEJERO PIRATA, la rotulación (en principio anómima y luego reconocida) de las calles del casco antiguo  de Córdoba.

Aunque si pensamos en el Guadiato, sin duda nos vendrá a la memoria una acción que lejos de ser vandálica, si utilizó el graffiti para dar vida a un viejo inmueble. Nos referimos evidentemente a la acción que se realizó sobre la caseta de tren de La Maquinilla que da inicio a la Vía Verde homónima, de la que ya tratamos en una ocasión. Recuperando nuestro Patrimonio. De nuevo, haciendo Bello lo feo, un inmueble arruinado reconvertido en un elemento llamativo y hermoso de nuestro Patrimonio Industrial.

 

La Caseta de la Maquinilla en Belmez quedó convertida en icono del inicio de la Via Verde del Guadiato

 


La noticia original de los contenedores de Badarán en La Voz de Galicia

**Imágenes tomadas del artículo de La voz de Galicia y del Dalymail, Wikipedia, Diario Córdoba,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies para asegurarnos que tienes la mejor experiencia como usuario. Si continúas, damos por hecho que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR